miércoles, 23 de febrero de 2011

Los negocios inconfesables de la UE en Libia

Abc

La Unión Europea está incómoda y afónica ante el despertar democrático en el vecindario sur del Mediterráneo. Además de las ya conocidas deficiencias institucionales, los estrechos vínculos armamentísticos y energéticos con países como Libia podrían explicar en gran parte esta incomodidad. Según el último informe del Instituto de Investigaciones para la Paz de Estocolmo (Sipri), hecho público hoy martes, la octava empresa productora de armas en el mundo es la italiana Finmeccanica, sociedad relevante no solo por ser la mayor empresa italiana de alta tecnología, sino porque el propio líder libio, Muamar Gadafi, figura entre sus accionistas a través de la Autoridad de Inversiones Libias.

Según el informe del SPRI, la firma tiene más de 73.000 empleados y ha obtenido alrededor 997 millones de dólares de beneficios en 2009. Una de las compañías subsidiarias de Finmeccanica es, de hecho, la Libyan Italian Advanced Technology CO, que construye helicópteros en territorio libio, un país donde Italia -antigua «potencia» colonial- tiene numerosos intereses.

Ventas belgas, británicas y españolas

Aunque la empresa FN Herstal no aparece en la lista de las cien mayores exportadoras de armas, la firma belga vendió a Gadafi en 2009 un lote de fusiles de asalto, ametralladoras y granadas que, según denuncia la Liga para la Defensa de los Derechos Humanos, estarían siendo usados directamente en la represión de los manifestantes, a pesar de que el contrato de venta -como suele ser habitual en este sector- especificaba que estaban destinadas al Batallón 32 de las fuerzas de élite libias, encargadas en principio de proteger los envíos humanitarios a la región sudanesa de Darfur. La FN pertenece al gobierno regional de Valonia.

Según datos oficiales, el sector español de la tecnología de defensa le vendió a Libia en 2009 dos radares de doble uso civil y militar, por valor de 12 millones de euros.

Por su parte, el primer ministro birtánico, David Cameron, ha revocado temporalmente las licencias de exportación de armas a Bahrein y Libia.

El informe anual del SPRI consagra la predominancia de Estados Unidos en el mercado de armas: siete de las diez primeras compañías por volumen de negocios, incluída la primera (Lockheed Martin), son norteamericanas. Los expertos del instituto reconocen, sin embargo, sus sopechas de que varias compañías chinas del sector de la Defensa podrían figurar en el ranking de las cien primeras, aunque el estudio no incluye por falta de estadísticas a empresas chinas, ucranianas ni kazajas.

Consulte el informe aquí.

http://www.abc.es/20110222/internacional/abci-libia-armas-italia-201102221512.html

Nueva conciencia julio de 2012. Posee código para ponerla en vuestras web y blog

.