lunes, 14 de septiembre de 2009

El "nuevo orden mundial": fin del dólar, impuesto global de CO2 y tasa Tobin

Tras el estallido de la crisis, los principales gobiernos abogan por un "nuevo orden". La ONU y el G-20 ya han desvelado su intención de reformar el sistema monetario, endurecer la regulación financiera, crear un impuesto sobre el CO2, el fin de los paraísos fiscales y aplicar la tasa Tobin.

M. Llamas / L. Ramírez

El "nuevo orden mundial" va tomando color. Tras el estallido de la crisis crediticia a mediados de 2007, los principales líderes del planeta han insistido, una y otra vez, en la necesidad de avanzar hacia un "nuevo orden", sin especificar en qué consistirá la nueva estructura económica y financiera que pretenden imponer.

Sin embargo, los últimos informes de los organismos multilaterales por antonomasia desvelan algunas de las profundas reformas que, en la actualidad, están negociando las grandes potencias del planeta.

Dichas claves se pueden resumir en los siguientes puntos: reforma del sistema monetario y financiero, fin de los paraísos fiscales, nuevas figuras tributarias para gravar las emisiones de CO2, impuestos sobre el movimiento de capitales (tasa Tobin), y hasta un banco central mundial, cuya función ejercería el Fondo Monetario internacional (FMI).

Poco a poco, los gobiernos van desvelando sus planes para reformar el orden económico vigente. Así, al menos, consta en los últimos informes oficiales elaborados por los principales organismos multilaterales del planeta.

Así, la ONU propone reformar el sistema monetario internacional, un nuevo Bretton Woods para sustituir a la hegemonía del dólar. En un informe presentado durante la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD), el organismo multilateral reconoce que el sistema monetario no funciona correctamente y, de hecho, ha sido el gran "responsable" de la actual crisis financiera.

Por ello, la ONU afirma que el papel del dólar como moneda de reserva mundial debe ser reconsiderado, tal y como vienen exigiendo Rusia, China y las principales economías emergentes del planeta.

Moneda artificial: las reservas son poder


De este modo, la institución aboga por la creación de un nuevo Bretton Woods, que deberá ser negociado entre los principales gobiernos, para establecer un nuevo sistema monetario que sustituya al actual. El objetivo es "sustituir el dólar por una moneda artificial". De hecho, la ONU incluso habla de la necesidad de contar con un banco central mundial, cuya función desempeñaría el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Precisamente, este lunes el rotativo británico Telegraph publica un análisis en el que revela los riesgos a los que se enfrenta el dólar por ser la divisa de referencia. En un mundo como el actual, de "inestabilidad sistémica", las reservas significan poder, ya que son un instrumento fundamental para defender la moneda, estabilizar el sistema financiero y la recuperación económica sin necesidad de emitir deuda o, directamente, imprimir billetes.

En este contexto, más de la mitad de las reservas chinas están denominadas en dólares. Por lo tanto, cuando el billete verde pierde valor, el gigante asiático también pierde fondos. Después de años de acumulación de déficits comerciales y presupuestarios, China no se fía de EEUU ni de su moneda y, por ello, es uno de los principales impulsores de este nuevo orden monetario.
Leer más...

Fuente:Libertad digital.com

Nueva conciencia julio de 2012. Posee código para ponerla en vuestras web y blog

.