viernes, 3 de diciembre de 2010

Huelga salvaje y sin aviso: los controladores cierran el espacio aéreo españo

03.12.2010 Expansión.com

Huelga salvaje y sin aviso. Los controladores ponen en jaque el tráfico aéreo en España abandonando sus puestos de trabajo, después de que el Consejo de Ministros haya 'matizado' hoy las normas que regulan su trabajo.

La presentación de "bajas masivas" por los controladores aéreos ha obligado a cerrar el espacio aéreo de Madrid y los aeropuertos de Barajas, Palma de Mallorca, Ibiza y Menorca, según confirman fuentes de Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA).

Las mismas fuentes aseguraron que esta interrupción del servicio aéreo, en pleno puente de la Constitución, se debe a la decisión de los controladores de presentar "bajas masivas" en varias dependencias declarándose así "incapaces de prestar" el servicio y "abandonando su puesto de trabajo".

En un comunicado, el ente explicó que desde las 15.00 horas, hora en que comienza el turno de tarde, los controladores ha comenzado a comunicar "su incapacidad" para continuar ofreciendo el servicio, "abandonando su puesto de trabajo", según el ente. A las 17.00 horas comenzaba una rueda de prensa del presidente del sindicato de controaldroes USCA, Camilo Cela, en la que no ha informado de los paros y que incluso pidió tranquilidad a sus afiliados.

La presentación de estas bajas, que AENA calificó de "concertadas y masivas" se están produciendo en "todas las dependencias", con especial incidencia en Madrid y Baleares. "Esta irresponsable decisión está provocando graves perturbaciones en el tráfico aéreo de toda España. La decisión de paralizar el tráfico aéreo en el país es de una extrema gravedad que, además de constituir una falta muy grave que puede ser sancionada con el despido disciplinario de los controladores que se nieguen a trabajar, constituye un delito según el artículo 409 del Código Penal", señala la nota.

Para el ente, la actitud de los controladores aéreos, que han "cortado todos los cauces de comunicación y los puentes que se han tendido, les conduce a un callejón sin salida, llevándose por delante el derecho a viajar de cientos de miles de ciudadanos en el inicio del Puente de Constitución". Finalmente, AENA llamó a los controladores a su "incorporación inmediata" para restablecer la normalidad del servicio y les exigió que "abandonen el chantaje al que someten a la sociedad española tomando como rehenes a la sociedad española".

Ante esta situación, Blanco ha convocado un gabinete de crisis del que forman parte el secretario de Estado de Transportes, Isaías Táboas, el presidente de Aena, Juan Ignacio Lema, y el director general de Aviación Civil, Manuel Ameijeiras, para "valorar la situación y aplicar las medidas oportunas dentro de la legalidad".

Guerra enquistada: Fomento vs controladores
Tras la guerra que enfrentó a Fomento con los controladores hace meses, el Gobierno reguló su actividad aérea fijando en 1.670 el número de horas máximas que los controladores podrían trabajar anualmente, tratando de evitar la elevada cifra de horas extra que realizaban.

En las últimas semanas, el tráfico aéreo de varios aeropuertos (singularmente en Galicia) se estaba viendo alterado porque los controladores sostenían que ya habían cumplido el número máximo de horas. Aena entendía que no. Ante la falta de entendimiento entre ambas partes sobre qué horas podían computarse en esa suma, el Consejo de Ministros ha aprobado el real decreto aprobado con medidas anticrisis para 'matizar' la regulación. El Real Decreto Ley de hoy aclara las previsiones contenidas en la norma que regulaba la prestación de servicios de tránsito aéreo, en relación con las horas de “actividad aeronáutica” anual de los controladores.

La norma ratifica que el máximo de horas que pueden realizar los controladores de tránsito aéreo será de 1.670. "Para evitar las interpretaciones erróneas que se venían produciendo", explica el Gobierno en su comunicado, "no se computarán en ese máximo anual las correspondientes a las actividades laborales de carácter no aeronáutico. Entre se ellas se encuentran los permisos sindicales, las imaginarias y las licencias y ausencias por incapacidad laboral". Esto es, sólo se computan como horas trabajadas las que efectivamente el controlador está dedicado a la labor del control aéreo.

Tras la aprobación del real decreto en el que se aclaraba los términos de la normativa ya vigente, los controladores aéreos masivamente están abandonando sus puestos de trabajo. Caos en pleno puente.

Nueva conciencia julio de 2012. Posee código para ponerla en vuestras web y blog

.