lunes, 26 de julio de 2010

La verdad sobre la Guerra de Afganistán, desvelada en una filtración histórica

ELMUNDO.es 25/7/2010

Una cantidad ingente de documentos secretos del Ejército estadounidense se ha filtrado a los medios ofreciendo un retrato devastador de la verdadera situación de la Guerra de Afganistán. Los documentos, desgranados en periódicos internacionales como 'The Guardian' o 'The New York Times' y disponibles en internet en la página de Wikileaks, revelan como las tropas de la coalición han matado a cientos de civiles en incidentes sin reportar o cómo los ataques de los Talibán han minado a las fuerzas de la OTAN y han "dado gas" a la insurgencia en los países vecinos de Pakistán o Irán, informa The Guardian.

Se trata de 90.000 folios de documentos filtrados donde se recoge el listado de incidentes e informes del conflicto, se trata de la mayor filtración de documentos oficiales de la historia militar estadounidense.

Principalmente, los archivos de la guerra en Afganistán filtrados hoy detallan, por ejemplo, como una unidad secreta, denominada unidad "negra", tiene como objetivo la búsqueda vivos o muertos a los líderes Talibán o como la coalición en Afganistán está usando cada vez más las mortales armas Reaper para fulminar objetivos talibán de manera teledirigida desde una base de Nevada.

También revelan que EEUU ha ocultado pruebas de que los Talibán han adquirido técnicas mortales con misiles tierra-aire o las sangrientas masacres que han causado los Talibán, matando hasta unos 2.000 civiles hasta la fecha.

Los papeles secretos revelan el número de bajas civiles provocadas por las fuerzas de la coalición. Algunas de estas víctimas fueron consecuencia de los ataques aéreos que provocaron las reacciones críticas del Gobierno afgano. No obstante, a través de esta desclasificación, salen a la luz un gran número ataques y muertes como resultado de los disparos de las tropas contra conductores y motoristas desarmados ante el temor de que éstos fueran terroristas suicidas.

Al menos 195 civiles perdieron la vida en estas circunstancias y 174 resultaron heridos, aunque es probable que estas cifras estén por debajo de los números reales, ya que los partes diarios de guerra emitidos por las tropas omitían muchos de los incidentes y ataques o bien, eran "recopilados" de manera inexacta por parte de los analistas militares.

La conexión paquistaní

El 'New York Times' -otro de los diarios que ha tenido acceso previo a los archivos- pone el foco en datos que revelarían que los servicios de inteligencia paquistaníes ayudaron secretamente al movimiento talibán en Afganistán, al mismo tiempo que el Gobierno en Islamabad recibía más de mil millones de dólares anuales de Washington por su ayuda contra los insurgentes.

Los documentos publicados hoy relatan que los soldados estadounidenses en Afganistán "están inundados de informes de una red de agentes y colaboradores paquistaníes que opera a lo largo de la frontera con Afganistán". El rotativo neoyorquino señala que aunque mucha de la información filtrada por WikiLeaks no es verificable, una gran parte de los informes se basa en fuentes "que los militares consideran fiables".

El diario también hace una lectura reveladora de los documentos asegurando que estos apuntarían que Pakistán "permite a los representantes de sus servicios secretos reunirse con los talibán en encuentros secretos para organizar grupos que combaten a los soldados estadounidenses en Afganistán, incluso traman planes para asesinar líders afganos".

Reacciones: La Casa Blanca culpa a Bush

La Casa Blanca ha dicho en un comunicado que la "caótica" estampa dibujada por los documentos es resultado de la mala gestión del Gobierno de George W. Bush. "Es importante señalar que el periodo al que se refieren los documentos comprende desde enero de 2004 hasta diciembre de 2009".

La Casa Blanca también ha criticado la publicación de los archivos por parte de Wikileaks: "Condenamos la revelación de información clasificada por individuos y organizaciones, que ponen en riesgo la vida de los soldados estadounidenses y amenaza la seguridad nacional. Wikileaks no ha hecho ningún esfuerzo por informar al Gobierno de Estados Unidos sobre el conocimiento de esos documentos".

Nueva conciencia julio de 2012. Posee código para ponerla en vuestras web y blog

.